La Misión de Irlanda. Este era el nombre oficial con el que era conocida la gestión de los viáticos (es decir, las ayudas a estudiantes y clérigos irlandeses para regresar a Irlanda). Se trata básicamente de recoger la información dispersa, en unos 30.000 documentos, en diferentes archivos (Archivo General de Simancas, Archivo del Palacio Real, Archivo Diocesano de Madrid) para identificar y cuantificar para su posterior análisis político, social y religioso. Los viáticos serán volcados en una Base de Datos. Estimamos en unos 3.000 los clérigos irlandeses que fueron enviados a Irlanda entre 1578 y 1808. Es una documentación desconocida, de gran importancia para la historia de las relaciones hispano-irlandesas y que nos permitirá reintepretar la política irlandesa, especialmente aspectos culturales y religiosos.


Ya hicimos hincapié en la importancia que tuvo Felipe II respecto a la cuestión irlandesa en la política internacional de ese momento. Ciertamente la formación de los obispos, sacerdotes, religiosos y laicos era un tema que preocupa al monarca. No era sólo cuestión de acoger benévolamente a los exiliados, había que crear una estructura, y dado que no se podía hacer dentro de la isla, había que crearla fuera. Fue el rey prudente quien piso la primera piedra, aunque el mérito se lo lleva su hijo, Felipe III, a lo que tanto los documentos oficiales de la época como hoy día se denomina como “Misión de Irlanda”. Esta misión tenía como objetivo principal la recuperación del catolicismo, lo cual implicaba un proceso de formación y distribución de los recursos humanos y económicos, poniendo en marcha todo el aparato formativo, como la obtención de ciertos libros, la posibilidad de publicaciones, exámenes, etc. Por tanto, no era sólo la mera concesión económica para la dotación de colegios. Era mucho más. Podemos hablar de becas para estudiar en el extranjero, especialmente en Lovaina, ayudas para acudir a otra partes, ayudas para comprar libros, recomendación para nombrar obispos y concesión de prebendas, en realidad era todo lo que tenía que ver con el exilio católico. Nobles, clérigos, religiosos, esposas, niños, viudas, bandidos, mercaderes, soldados, obispos, etc se vieron inmersos dentro de este imponente proyecto religioso.


El responsable de esta misión fue el Capellán Mayor del rey, de modo que quedó institucionalizado el cargo y el proceso por el cual los sacerdotes y religiosos irlandeses retornaban a la isla para desarrollar su misión apostólica. Esta misión era distinta a la que se hacía en tierras de infieles, como en América o incluso con otros herejes, como en Alemania. La Misión de Irlanda tenía algo específico, se requería una formación especial dentro del ámbito de las universidades españolas. De hecho se instituyó el examen previo –ante un doctor cualificado no irlandés- para validar la condición de misión apto para ser trasladado a la isla.


Buena parte de la Misión de Irlanda se encierra en la historia de la fundación de los colegios irlandeses, pero no se reduce a ella. La historiografía sobre estos colegios ha ido evolucionando, especialmente gracias en los últimos años a las investigaciones de Patricia O Connell y a las sugerencias de otros historiadores que han abierto nuevos horizontes. En este trabajo no nos centraremos en el origen y desarrollo de estos colegios, sino en el proceso administrativo por el cual se enviaban los misioneros irlandeses a través del Capellán Mayor de la Capilla Real. Debemos tener en cuenta antes de seguir adelante algunos datos. Entre 1578 y 1659 unos 137 irlandeses estudiaron en la universidad de Alcalá de Henares y 41 en Valladolid. En 1635, en la guerra contra Francia, la Monarquía contaba con unos 22.000 mercenarios irlandeses. Entre 1619 y 1659, al menos 280 sacerdotes irlandeses pidieron el viático para trasladarse a la isla, la mitad eran religiosos (franciscanos o dominicos) y la otra mitad seculares. En esta BD se puede encontrar mucho más que números y aportaciones económicas: es el registro veraz de una imponente labor de formación, pastoral, teológica, espiritual ...




Más información






NUI Maynooth University College Dublin Embajada de Irlanda en España Instituto de Historia (CSIC) Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CSIC) Consejo Superior de Investigaciones Científicas Ministerio de Economía y Competitividad

AVISO LEGAL: Los ítems de www.irishinspain.es están protegidos por copyright, con todos los derechos reservados, a menos que se indique lo contrario.

© 2009 - CSIC - Base de Datos del Instituto de Historia (CSIC) patrocinada por la Embajada de Irlanda en España con la colaboración de University College Dublin y NUI Maynooth
© 2009 - Enrique García Hernán
irishinspain @ csic.es
Base de Datos resultado del Proyecto Proyección Política y Social de la Comunidad Irlandesa en la Monarquía hispánica y en la América Colonial de la Edad Moderna(siglos XVI-XVIII). Proyecto HAR2009-11339 (subprograma HIST) del Ministerio de Economía y Competitividad y del Proyecto del Plan Nacional Grupos de Poder, Comunidades e Individuos del Norte de Europa en la Monarquía Hispánica durante la Edad Moderna: Integración y Diversidad, Proyecto HAR2012-36884-C02-01 (2013-2015) del Ministerio de Economía y Competitividad.